miércoles, mayo 21, 2008

FAROLA

.
Debajo de esta farola
no existe la luz.

Es un hoyo muerto,
una lucha de clases,
una piedra solitaria.

Un vacío extraño.

Los hombros apoyados
en este mástil de dos metros.

Cualquier día se me cae
la luna
sobre los hombros.
.

10 comentarios:

ybris dijo...

Sin luz y en vacío.
Y, sin embargo, apoyo por si la luna se nos cae.

Hay que saber mirar como tú a las farolas.

Un abrazo

Soboro dijo...

Me ha gustado tu poema, que pone todavía la esperanza en la luna para este mundo. El elemento no metaforizado y real, sin máscara.

samsa777 dijo...

Esa inquietud que a todos sobrecoge...

Un abrazo.

Rocío dijo...

Siempre que oigo esa canción de Chavela se me hace un nudo en la garganta, y ahora con esto, me pesa la luna que no ha salido todavía.
Hay resquicios de luz, siempre, aunque eléctrica, pero un poquito sí que alumbra.
Un besazo.

El opositor dijo...

A ver si una vez, de una vez, sale el Sol y la Luna a la vez. Ese día será cuando se te caiga sobre los hombros.

Genial, como siempre.

Besos y abrazos (los dos míos)

PD: Espero que el profe no os haya echado la bronca por mi culpa.

Virginia Barbancho dijo...

Oooohhhh...

esos ñultimos versos!!!!

Qué remates te gastas, caperucito!

Un beso

Mari Cruz dijo...

Pues sí, querido Alberto, soy la misma diosa de pega... mira que buscarme en San Google pudiendo preguntarme a mí. Gracias por tu visita, por reconocerme sin disfraz(¡qué valioso es eso!)y por dejar tu sentida huella en los pasadizos de mi locura.

Un abrazo.

Mari Cruz Agüera

Anónimo dijo...

cualquier misiva puede cambiar el rumbo del planeta, pero más puede cambiarlo aún, la luz de esa farola que inspira a un lego a versar sobre nuestras inquietudes cotidianas...

Roccocuchi dijo...

buenas palabras, se asemejan a ciertas sensaciones no exorcisadas............... me gustó!

V. dijo...

si se cae la luna... imagen muy buena, con el peso de la noche sobre tus hombros...
buena poesía volveré...