domingo, mayo 25, 2008

Erupción

El proceso poético es como un gran volcán.

Siglos y siglos amontonándose
el sentimiento
bajo la superficie rocosa.
Cuando a los músculos fatigados
ya no les cabe más erosión
se tensan.
La circulación se pone en marcha
y en el vientre caliente
van rugiendo las letras lacerantes.

Las sílabas suicidas se disparan al vacío,
escupiendo un magma gelatinoso
sobre el cielo virgen.
Las sábanas azules se despiertan
manchadas de cráteres convulsos.
Y en el vómito lítico
queda el rumor geológico
de la palabra hecha ceniza.

11 comentarios:

ybris dijo...

Magma ardiente la presión de un poema.
Desborda a veces cuando lo liberamos.

Abrazos.

Soboro dijo...

Excelente poema, que aprovecha el campo semántico del fenómeno volcánico.
Como eco final, las palabras hechas cenizas que evocan en quien lo lee cómo se diluye el sentimiento que suscita un poema: primero quema y, poco a poco va atemperándose.

Naty dijo...

Palabras que arrasan y queman, dejando como testimonio memorable sólo cenizas... ¡Que este fuego no se apague! (o que unos cuantos testarudos lo reenciendan... Saluditos ;)

Anónimo dijo...

Un jeroglífico que no sé cómo descifrar por haberme dejado sin palabras, no sé si prefiero el fondo o la forma de esta erupción...

Rocío dijo...

Wauuuu, ¡qué fuerza! Necesito robártelo, con tu nombre, por supuesto.
Maravilloso.
Un beso

la ventana dijo...

que gran poema sobre la poesia!
nada mas que decir(nunca fue necesario decir algo)
en fin una felicitacion y un saludo

nico

Virginia Barbancho dijo...

Y la palabra hizo....

BUUUUUMMMMMM!!!!!!!

El opositor dijo...

Qué coincidencia, de esa forma (la última estrofa sobre todo) les explico a las chatis por las noches que me dedico al arte. Pero ellas piensan mal, me insultan y me dan una bofetada.

Jeje, genial, Caperuzón. Para variar.

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Devuelvo tu visita, muy agradecida de que hayas pasado por mi blog. Muy bellos los poemas que leí aquí: me gustan porque tienen un sello personal.
Te dejo muchos cariños, y, otra vez, gracias.

L. dijo...

he descubiertos unos blogs hermosos, el tuyo está entre ellos. Saludos l

Noray dijo...

Bellísimo poema volcánico. ¡Pero siendo de Lanzarote no podía ser de otra forma!

Si no te importa te enlazaré con mi blog, así que ya eres Perfume para un siglo.

Un abrazo volcánico.